Las ayudas para ascensores se irán entregando hasta agotar la partida

El Ayuntamiento de Donostia que regula las subvenciones para la mejora de la accesibilidad y la rehabilitación de los edificios priorizará las actuaciones con el objetivo de favorecer la accesibilidad a las viviendas. Desde la Alcaldía de Donostia se subraya este extremo: las actuaciones más urgentes son las que ayudarán a "mejorar la situación de las personas mayores" y de aquellas que tengan problemas de movilidad. En la anterior ordenanza, se dedicaba una parte muy importante de las ayudas, el 80% aproximadamente, a la mejora del aislamiento -cambios de ventanas y similares-. Una tendencia que se modifica en esta, en la que la prioridad absoluta es la accesibilidad, aunque se seguirán subvencionando las otras intervenciones, como la rehabilitación de aquellos pisos que se quieran alquilar, abandondando la nómina de viviendas vacías, a precios más bajos que los del mercado. Otro de los cambios más destacados que introduce esta norma respecto a la anterior radica en la forma de concesión de las subvenciones. Las comunidades que puedan solicitar ayudas deben saber que, una vez realizada la convocatoria, estas se irán repartiendo hasta que la partida se agote. A partir de ese momento ya no se admitirán más demandas de subvención. Y es que, explican desde Alcaldía, venía ocurriendo que se acumulaban las solicitudes hasta “casi bloquear el sistema” , por lo que se ha optado por ir asumiendo las demandas hasta agotar el presupuesto. Las ayudas se dan, únicamente, a edificios residenciales -quedando excluidas las villas unifamiliares y bifamiliares- que estén ubicados en el término municipal de Donostia, no estén declarados en ruina y tengan una antigüedad superior a los diez años. De esta última exigencia quedan exentas las viviendas en las que habitan personas de movilidad reducida a las que les haya sobrevenido dicha circunstancia con posterioridad a su ocupación o mayores de 65 años. Para la instalación de ascensores, rampas y plataformas se concederán ayudas de hasta el 20% del gasto subvencionable, con un máximo de 20.000 euros. Además, en el caso de los edificios declarados como de necesidad preferente de rehabilitación o situados en zonas consideradas preferentes, podrán recibir una subvención adicional del 10%, hasta un máximo de 10.000 euros. La adecuación de una vivienda a las necesidades de las personas mayores o con movilidad reducida se subvencionará hasta el 20%, con un máximo de 6.000 euros. Mismo porcentaje, aunque con un tope de 3.000 euros, será el que se destine a ayudar obras para sacar la vivienda al mercado del alquiler. En el cambio de ventanas el máximo es de 2.000 euros.

Más información en la web de noticias de Gipuzkoa

Volver a noticias

Noticias relacionadas con el sector de la rehabilitación