Bilbao recarga con un 25% el IBI de los pisos vacíos

Quienes posean viviendas vacías en Bilbao recibirán un gravamen en el IBI de un 25% a partir del 1 de enero de 2018. Así se ha aprobado este jueves en el Ayuntamiento, que ha dado luz verde a su plan de impuestos y tasas. Aunque EH Bildu pedía un aumento del 50%, el equipo de Gobierno considera suficiente lo aprobado, ya que supone una medida complementaria a otras, como la bonificación a quienes cedan las viviendas vacías a Bizigune. De esta forma, se pretende dar movilidad al mercado inmobiliario en la villa. El plan de impuestos para el año que viene prevé un aumento con carácter general de un 2%, lo que supondrá una recaudación de 3 millones de euros más de los que, según ha explicado la concejala de Economía y Hacienda, Marta Ajuria, dos millones irán destinados a propuestas vecinales en los próximos presupuestos y a mejoras en los barrios. Al margen de este 2% de subida general en los impuestos, se congelará el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) de uso residencial, que supone el 87,5% de los recibos, y se mantendrán los beneficios fiscales para las familias numerosas, las personas mayores, los jóvenes, los beneficiarios de la RGI o en paro y las personas con discapacidad. También en el caso de las obras para facilitar el acceso como la instalación de ascensores o la eliminación de barreras arquitectónicas. Por otra parte, se elevará de 300.000 a 600.000 euros el valor catastral mínimo para los bienes de uso comercial a los que se aplicará un incremento de más del 2% del tipo de gravamen diferenciado.

Extracto de noticia publicada en la web de el CORREO

Volver a noticias

Noticias relacionadas con el sector de la rehabilitación