Las inspecciones especifican las reparaciones necesarias y su grado de urgencia

Las Sanciones

Ley de Vivienda No presentar la ITE o incumplir la orden de ejecución de obras son infracciones graves (de 3.001 a 20.000 euros) Ley del Suelo La no ejecución de las obras puede costar entre 5.001 y 50.000 euros Multas coercitivas Para forzar el cumplimiento de las órdenes municipales. 300 euros según la Ley de Vivienda y 600 según la del Suelo, o en función del coste de las obras

La importancia de hacer una buena ITE

La Inspección Técnica de Edificios (ITE) cobra cada vez más protagonismo para las comunidades de propietarios, los técnicos y las autoridades municipales, sobre todo en una ciudad como Bilbao con un parque inmobiliario bastante antiguo. Más del 60% de los edificios de la villa deben pasar esta reválida antes de 2018 para garantizar su buen estado de conservación. A 1.036 les toca este año y a estas alturas ya lo ha hecho un tercio del total (336), por lo que el concejal de Planificación Urbana, Asier Abaunza cree que se está avanzando "a buen ritmo". Sin embargo, algunos de los informes presentados han sido rechazados porque no cumplían las condiciones requeridas. El edil explicó que la ITE debe ser una revisión a fondo del inmueble, más allá del estado de la fachada, cubierta y escaleras. Es obligatorio entrar al menos en el 60% de las viviendas para comprobar que no presentan fisuras u otras patologías, y el informe tiene que ir firmado por un arquitecto o aparejador, no ingeniero ni profesional de otro gremio. Aunque los suspensos son pocos, no llegan a una decena, la advertencia es clara en un proceso que todavía está empezando. El año que viene se harán 2.000 inspecciones (edificios construidos entre 1941 y 1959) y el siguiente otras tantas, entre 1960 y 1967. El subdirector del área, Agustín Arzua, abundó en la exigencia de una calidad mínima en el contenido de los informes, "porque algunas dejaban mucho que desear. No basta una simple mirada genérica, hay que especificar en qué lugares se han detectado los problemas si los hay". Las comunidades tampoco se pueden relajar con los plazos. De las que debían hacer la ITE en 2015 faltan 133, que tienen hasta el 31 de mayo. Si no lo hacen se enfrentan a multas desde un mínimo de 300 euros que pueden llegar a dispararse según la Ley de Vivienda, aunque el concejal dice que se estudiará caso por caso. Una vez realizado el informe, debe presentarse antes de seis meses porque de lo contrario caduca. La regulación de las inspecciones se ha incluido en la nueva Ordenanza de Conservación, Reparación y Rehabilitación de Inmuebles, que actualiza la de 1991. Aprobada en Junta de Gobierno, los ciudadanos podrán consultarla en la web municipal y hacer aportaciones hasta el 3 de junio en el email urbanismo@bilbao.eus. También regula todo lo referente a las declaraciones de ruina y las órdenes de reparación. “Al margen de la ITE, seguimos haciendo nuestras propias inspecciones y atendiendo a denuncias de vecinos o de los Bomberos”, afirmó Arzua. La aprobación definitiva se espera para después del verano.

Noticia extraída del periódico el CORREO

Volver a noticias

Noticias relacionadas con el sector de la rehabilitación