Reacción de los edificios al fuego

A raíz del incendio en la torre Grenfell de Londres (edificio construido con fachada ventilada) y de otros incendios en edificios donde se instaló también fachada ventilada en Grupo Geonor queremos explicar la necesidad de incorporar sistemas antiincendios en los edificios en que se instale fachada ventilada. En la reforma de este edificio, concluida en 2016, se colocó un revestimiento compuesto de aluminio con un núcleo de polietileno. Se escogió la versión menos resistente al fuego dentro de la gama existente de paneles del tipo ACM (aluminio). Esta capa, que sirve para evitar las infiltraciones de agua de lluvia o para fines estéticos, pudo ser la causa de que el fuego se propagara con tanta rapidez sumado a que la fachada ventilada hace efecto chimenea consistente en un cambio de densidad del aire por elevación de su temperatura, lo que genera ascensión de éste y de gases calientes durante un incendio. El revestimiento utilizado para la fachada en la reforma de la torre Grenfell está bajo sospecha, ya que estaría prohibido su uso tanto en Europa como en Estados Unidos.

Como se propaga el fuego

La propagación del fuego a través de las fachadas ventiladas se considera como uno de los medios más rápidos a la hora de extenderse un incendio. En la fachada coinciden ciertos factores que pueden favorecer el aumento del fuego en un edificio: la verticalidad de la superficie, la forma del edificio, el viento, etc.

¿Qué hacer para mitigar estos daños ante un incendio?

Edificios con Fachada Ventilada Edificios con SATE
Reducir la carga de fuego, utilizando aislamientos y revestimientos no combustibles Utilizar aislamientos no combustibles
Instalar franjas cortafuegos en la cámara ventilada Instalar franjas cortafuegos en la zona superior de ventanas o en todo lo ancho de la fachada cada cierta altura
Los balcones o voladizos sirven como barrera pero donde no haya balcones hay que instalar nuevas barreras El aislamiento queda protegido por el revestimiento de mortero y/o plaquetas que forman el sistema

Demostración técnica de fuego en fachadas

Como ejemplo en el Fire Seminar Barcelona del año 2014 se realizó unas demostraciones prácticas de incendio sobre cuatro fachadas distintas. Las muestras eran de 8 metros de altura y 2,80 m de ancho, con un ala lateral de 1,50 m, y cumplían con las exigencias del CTE (Código Técnico de Edificación) en cuanto a reacción al fuego y barreras cortafuego. Los resultados fueron dispares en función de la combustibilidad de los materiales de aislamiento empleados y de la tipología de fachada. En la imagen de la derecha se muestra una instantánea termográfica y cómo actúa el fuego después de 15 minutos de iniciarse la demostración. Se utilizaron 4 tipos de aislamiento para mostrar cómo actúan dependiendo de las características de cada uno. De izquierda a derecha, muestra de una fachada SATE con aislamiento EPS, fachada SATE con aislamiento de lana de roca, fachada ventilada con aislamiento PUR y fachada ventilada con aislamiento lana de roca. Con este tipo de demostraciones se pone de manifiesto que ante distintas construcciones que son válidas en Europa y habituales en arquitectura, la reacción al fuego de cada una es totalmente distinta, por lo que la elección de los materiales resulta crucial. Las posibles soluciones para evitar este tipo de incidentes serían: utilizar aislamientos térmicos no combustibles y/o instalar barreras cortafuego y controlar su instalación.

Demostracion del comportamiento del fuego en diferentes fachadas
Ensayo barreras cortafuegos

Barreras cortafuegos

Las reglamentaciones europeas contempladas para las fachadas ventiladas requieren para su diseño la existencia de barreras cortafuegos que limiten el efecto chimenea. Este efecto chimenea es el verdadero origen de la propagación en los casos de incendios en fachadas ventiladas en edificios en altura, independientemente del material aislante que recubra la fachada, como se demuestra en varios casos de incendios como en:

En ambos casos no existían esas barreras cortafuegos, el aislamiento era lana mineral y el revestimiento exterior era un composite euroclase E a base de aluminio y plástico.

Por ello, desde Grupo Geonor recordamos lo importante que es la incorporación de sistemas antiincendios y cortafuegos a edificios que quieran utilizar el sistema de fachada ventilada para su rehabilitación. Estudiando desde la fase del proyecto los sistemas cortafuegos que mejor se adapten al material a colocar en la fachada y a la tipología y forma del edificio. Si en su Comunidad de Propietarios va a realizar una rehabilitación de fachadas y desea incorporar una Fachada Ventilada o un Sistema SATE es importante que conozca de primera mano las posibles bondades e inconvenientes que presenta cada sistema teniendo en cuenta un posible incendio, la instalación de futuras instalaciones en fachada de telefonía, gas, etc, el mantenimiento anual que deberá tener la fachada dependiendo del sistema que coloquen, la posibilidad o no de volver a instalar los colgadores de ropa, etc. Grupo Geonor acudirá a la reunión de los vecinos a presentarles las muestras de diferentes materiales y sistemas para que conozcan de primera mano el material que van a instalar en sus fachadas y las ventajas e inconvenientes que presenta cada sistema.

Obras realizadas con fachada ventilada