Trabajadores de Grupo Geonor rehabilitando una cubierta Obra de impermeabilización de cubierta

Rehabilitación de tejados, cubiertas y terrazas

Con el paso de los años los revestimientos cerámicos (tejas, cerámica...) que protegen nuestros tejados y terrazas, se ven alterados por las inclemencias del tiempo. Las lluvias provocan desgaste del revestimiento, a la vez el viento mueve aquellas tejas que no han sido fijadas adecuadamente, por otro lado el frío congela el agua de la lluvia que al filtrarse por los poros o grietas que se van produciendo en la teja o revestimiento cerámico, revientan al aumentar su volumen. Todo ello provoca que el revestimiento, que tenía como función evitar el paso del agua hacia el interior de la vivienda, permita pasar el agua. Si el tejado o terraza que se trata, tiene otra barrera para evitar el paso del agua no habría problema, pero en los Edificios antiguos esto no suele suceder, bajo la teja o cerámica, suele faltar el aislamiento, por ello se permite el paso del agua filtrada libremente. Es necesario cambiar el revestimiento y dotar al mismo de otras barreras a la humedad, garantizando así la estanqueidad e impermeabilidad del tejado. Las técnicas de fijación del tejado marcarán el modo de fijación del producto aislante; adherido, proyectado, fijado mecánicamente o entre rastreles, es necesario rehabilitar el tejado incorporando materiales que aíslen térmicamente y así reducir el consumo de energía en el interior del Edificio y por consiguiente ahorrar en la factura. Se estudiará cada tejado y terraza (cubierta plana o cubierta inclinada), según los materiales que la protegen dando la importancia que se merece a la elección de canalones, bajantes, chimeneas y en resumen, a todos los elementos que componen la protección de la cubierta.

Muestra de algunas de nuestras obras en cubiertas y tejados