Ventajas de instalar fachada ventilada en su edificio

Aislamiento Térmico

En invierno, la cámara ventilada, que actúa como separador entre el revestimiento exterior y el cerramiento interior del edificio, hace que las posibles agresiones medioambientales, como pudieran ser la lluvia, la nieve o el frío, les sea más difícil penetrar al interior al evitar el contacto directo, consiguiendo con esto una gran mejora en el aislamiento térmico de la edificación. En verano, además de ser un primer paramento para las agresiones directas del sol y las altas temperaturas, al ser la cámara ventilada, se crea una corriente de aire dentro de la misma, esto es debido a diferencias de densidad entre el aire caliente del exterior y el aire más fresco de dentro de la cámara, haciendo esto, que se reduzca la temperatura dentro de la cámara y por consiguiente, mejore a su vez, el aislamiento térmico. El ahorro energético en sistemas de climatización usando la fachada ventilada, puede llegar a un 30%, tanto en sistemas de producción de frío como de calor.

Aislamiento Acústico

La cámara creada entre el cerramiento y el muro soporte, puede llegar a reducir en un 20% la penetración de ruido externo.

Accesibilidad a la Fachada

Algunos sistemas de anclaje permiten acceder a la fachada en todo momento para poder realizar cualquier reforma o mantenimiento futuro en sus instalaciones, etc.

Impermeabilización y Condensaciones

La cámara ventilada no hace por si misma función de impermeabilizante, pero las presiones de aire que se crean en su interior, ayudan en gran manera, a que el agua de la lluvia, no penetre al interior de la cámara a través de las juntas existentes entre aplacados, y a su vez la cámara, al ser ventilada, permitiría evacuar cualquier posible entrada de agua a su interior, incluyendo las posibles gotas formadas por la condensación en el interior de la misma.

Más información sobre fachada ventilada

Volver al blog

Ejemplos de rehabilitaciones realizadas con Fachada Ventilada